Dr. Sergio Cerezo Sánchez

Neurólogo Pediátra.

 
Sanatorio Santa María

 







Sanatorio Santa María

Consultorio
9 poniente # 111
​Colonia Centro.
​San Pedro Cholula, Puebla
CP. 72760

 

Consultas
Martes, Viernes
17 a 20 hrs 
PREVIA CITA

Sábados
10:00 a 14: 00 hrs

PREVIA CITA 

Citas

Telefono para cita:
2222993323




                                       
                                       

 

                                   

 

 

 

 

    

 ¿ QUE HACER EN UNA CRISIS CONVULSIVA?

  • MANTENGA LA CALMA. Cuando la crisis ha iniciado no es posible detenerla. Generalmente dura menos de dos minutos.

  • DESPEJE EL AREA ALREDEDOR. Retire los objetos cortantes o puntiagudos con los que se puede lastimar su hijo. Coloque un objeto blando, como una almohada, debajo de su cabeza para que no se golpee.

  • NO TRATE DE COLOCAR NINGUN OBJETO ENTRE LOS DIENTES. Si la persona tiene la boca fuertemente cerrada no trate de abrirsela, pués podría lastimarla ó suifrir una mordedura en los dedos.

  • VOLTEE LA CABEZA DE SU HIJO HACIA UN LADO Y ACUESTELO DE COSTADO. Debemos dejar que la saliva ó material gástrico fluya al exterior para evitar la bronco-aspiración.

  • NO SE ALARME. Si su hijo deja de respirar y se le ponen los labios morados no se asuste, esto dura muy poco tiempo y no se necesitan maniobras de resucitación ó respiración de boca a boca, ya que volverá a respirar espontáneamente.

  • NO SE REQUIERE LA ATENCION INMEDIATA DE UN MEDICO. Sólo en casos que la crisis convulsiva dure mas de 5 minutos ó si la persona pasa de una crisis a otra.

  • OBSERVE CUIDADOSAMENTE las acciones y movimientos durante las crisis, si es posible, tomar video, para que el doctor tenga mas herramientas de diagnóstico.
  • SEA COMPRENSIVO Y AMIGABLE cuando su hijo recobre la conciencia ó pase la crisis, ya que puede sentirse apenado ó asustado. Mantenga la serenidad y trate de tranquilizarlo.
  • NO PROPORCIONE ALIMENTOS O BEBIDAS hasta que que su hijo se recupere por completo.
  • PERMITA QUE DESCANSE. Algunos niños presentan dolor de cabeza, fatiga ó náuseas y vómitos después de las crisis. Descansar o dormir les permitirá recuperarse.
  • COMUNIQUESE CON SU PEDIATRA O NEUROPEDIATRA.